Vieiros

Vieiros de meu Perfil


Edición xeral

RSS de Edición xeral
CARTA A TODOS OS 'CURUÑESES' DO MUNDO

Diniro: "No es una dispidida. Es un good bye"

Alá polo ano 2000 un misterioso personaxe chegaba á internet galega. Falaba parecido a Paco Vázquez pero proclamaba que "todos los curuñeses dicin que mi parezco a Rober Diniro", e Diniro quedoulle. Malia non volver actualizar aquela súa estupenda web, Sir Francis Diniro dalgún ou doutro xeito sempre estivo entre nosoutros e agora, como non, quere dispidirse dos seus paisanos curuñeses, filtrando esta carta a Vieiros. Velaquí a súa emotiva epístola que no es una dispidida. Es un good bye.

- 10:54 11/02/2006
Tags:

Curuñeses de tudo el mundo:

Nu lloreis.

Comprendo vuestra pena y vuestra tristeza pero necesito que también mi comprendais a mi. Por eso us escribo esta carta, que no es una dispidida. Es un good bye.

No quiero que pinseis que abandono a su suerte la ciudad que os he construido, el hijo que durante todos estos años he estado criando. No. No cambio la Domus por el Domund. Simplemente evoluciono.

Tenéis que comprenderme. Después de casar a los hijus, de dejar mis negocios en buenas manos, de haber trufado La Curuña de ubeliscos, puertos exteriores, paseos marítimos, banderas, parkings y museos y de haber ganado seis veces por goleada el orgullo di ser califa… digo… alcalde… ¿que mi resta por hacer? De aquí a Cucharedo ya está todo edificado.

Podría ser ministro, ya lu se. ¿Pero ministro dil gobierno de la homosexualidad? También podría aspirar a la Junta de Galicia, pero… ¿yo cunselleiro? ¿al lado de esos párvulos políticos? Tiniendo que discutir con Torito, con Angel Quintana, con el chico nuevo dil PP. Di ninguna manera. Si la ONU ya está reservada para mi amigo Tony Bleeeer, ¿qué me queda? La respuesta te es sencilla. Queda la verdadera política. Aquella que se escribe desde hace siglos con letras de oro, sangre y cicuta. La política vaticana. Dejo la la liga y mi voy a la Champions Clerum.

Viviré en un palacio que ni el del Parrote. Los romanos le llaman Palacio de La Spagna (us dais de cuenta, ¡La Spagna!), tomaré cafés con los monseñores en la rua Condotti y pasearé con la curia tocado con mi jipijapa.

No tenéis porque priocuparos. Aquí os dejo a Javier Pomada, mi quirido Iznogud. No tiene mi sexapil, pero también es curuñés hasta las cachas. A él le encomiendo la aburrida tarea di seguir ninguneando a los sparrings del PP y al maleducado de Quique Tello. Y a seguir engrandeciendo La Ciudad.

Ahora que me voy quizás mi queráis hacer un monumento. Me gustaría uno al lado de la Virgen del Carmen, pero discreto, en mi estilo, dando entrada al puerto con un pie en el Parrote y otro en los Castros, como el Coloso de Rodas.

Pensaré en vosotros desde el Vaticano. Ya me estoy viendo allí enfrentando, ¡por fin!, retos a mi altura. Nadaré entre las conspiraciones vaticanas como mujo en la Dársena. Quien no se daría cuenta di mi ventaja táctica cuando, en medio de una intriga cardenalicia, me cachen en las escaleras de las catacumbas de San Calixto, ¿como sabrán si subo o si bajo?

Hablando di catacumbas. Ahí tenéis la prueba de cuanto me necesitan en el Vaticano. Siglos y siglos acumulando peronés y maxilares en grutas de varios pisos bajo la Plaza de San Pedro, todo sostenido por firmes columnas de granito... ¿para que? ¿para que las ratas tengan donde guarecerse? Ahí encajaba que ni Dios un aparcamiento subterráneo, ¿verdá?.

Y es que eso es lo que pretendo. Exportar el modelo de La Curuña a El Vaticano. De ciudad-estado a ciudad-estado. De acuerdo, allí va ser difícil construir un paseo marítimo y Obelisco ya tienen (les falta el segundo con lucecitas). Los aparcamientos serán la primera fase, y después… ¿os habéis dado cuenta del la cantidad de terreno sin edificar que tienen en la Plaza de San Pedro? Bien recalificado ahí caben lo menos diez mil viviendas de precio libre y sobraría espacio para alguna vivienda social.

Diréis que eso no es tarea de un embajador, pero ya supondréis que la embajada es solo un peldaño.

Y es que aunque los curuñeses digais que mi parezco a Rober Diniro, mi mujer siempre me dice que a quien realmente me mito… es a Anthony Cuin.

Que Dios os bendiga a todos.

Sir Rober Diniro


4.5/5 (2 votos)


Sen comentarios

Novo comentario

É preciso que te rexistres para poder participar en Vieiros. Desde a páxina de entrada podes crear o teu Vieiros.

Se xa tes o teu nome en Vieiros, podes acceder dende aquí: